A los 68 años atravesó la cordillera de Los Andes, cabalgó 200 kilómetros en solo cinco días.

Nora Machado fue entrevistada en Club 7 por Romina y Juanjo y nos contó esta maravillosa experiencia de cruzar la cordillera por la Ruta Sanmartiniana en 5 días.

Nora Machado cruzó con 68 años la cordillera de los andes a caballo

Con confianza en que la vida siempre ofrece oportunidades y con una fe inquebrantable en Dios, Nora sabía que algún día lograría realizar su gran sueño: atravesar la Cordillera de los Andes en una travesía única que requería no solo coraje, sino también un espíritu aventurero para cabalgar unos 200 kilómetros durante cinco días. Después de esperar tanto tiempo, finalmente en marzo de 2024 pudo hacerlo realidad. «Creo que ahora mismo estoy empezando a darme cuenta de la hazaña que logré. Todos se sorprenden cuando lo cuento, pero para mí fue una experiencia plena. Soñé con esto durante más de 30 años», compartió en una conversación con Club 7. Fueron cinco jornadas, rodeada de paisajes imponentes, durante las cuales tuvo que superar cada una de las dificultades que el camino le presentaba.

Nora Machado cruzó con 68 años la cordillera de los andes a caballoLa Historia de Nora

Nora Machado, de 68 años, nació en Rufino, provincia de Santa Fe, pero hace más de una década reside en Neuquén, donde también habita uno de sus hijos, su nuera y su nieta. Aunque está jubilada, su vitalidad no le permite quedarse en casa, por lo que nunca ha dejado de trabajar. Coordina varias ferias de emprendedores, como «Arcos Romanos», «Alquimia», sobre la Peatonal 25 de mayo, los domingos y la reciente «Feria Linares». Tuvo muchos emprendimientos a lo largo de los años.

Confiar en el arriero

confiar en el arriero y cruzar la cordillera a caballo
«Fue en junio del año pasado cuando me puse en contacto con el arriero encargado de las expediciones y comencé a organizarlo. Me dije a mí misma: ‘Tengo que prepararme porque ya no tengo 20 años’. Así que empecé a hacer trekking y, al mismo tiempo, retomé la equitación, ya que no montaba a caballo desde los 13 años. Comencé a entrenar arduamente. Creo que si me hubiera preparado más, habría completado la travesía de todas formas, pero habría sido mucho más difícil. Ahora, al ver los videos y observar cómo los caballos bajaban casi sentados con nosotros, realmente comprendí la magnitud del desafío. A pesar de todo, nunca sentí miedo y confié plenamente en el arriero»

Desde el Manzano Histórico de San Martín

Nora Machado siempre tuvo claro que quería comenzar su travesía en marzo. Decidió no manejar hasta Mendoza para evitar el estrés, así que optó por tomar un colectivo. En Tunuyán la esperaba un remis que la llevó hasta el Manzano Histórico, «el lugar donde San Martín pasó la noche», como ella misma aclara. Poco a poco fueron llegando sus compañeros de viaje, quienes venían desde Buenos Aires y Córdoba. Nora fue la única representante de la Patagonia en el grupo y, además, una de las más mayores, ya que los demás tenían entre 30, 40 y 50 años. «Algunos de ellos ya habían realizado el cruce en otras ocasiones», añade.